¿Por qué contratar tu campaña de Google Adwords a un profesional?

Prácticamente todo el mundo puede crear una campaña de pago en Google Adwords y gestionarla.

Basta con ver un par de vídeos en Youtube y consultar algún blog. No se necesita un nivel técnico alto para ello. Incluso Google te apoya con llamadas y correos eléctronicos.

Sin embargo, si quieres gestionar una campaña de manera profesional, si quieres ahorrar dinero y tener retorno de la inversión, si es necesario tener un nivel técnico alto y tener experiencia previa en la gestión de otras campañas.

¿Por qué delegar esta faena en un profesional?

1.- Primero de todo, una campaña necesita tiempo, no sólo en gestionarla, sino en la parte formativa. Debes de estar siempre leyendo blogs, videos, libros para estar a la última con nuevas funcionalidades de la herramienta y en general seguir aprendiendo para mejorar la campaña.

2.- Realizar el examen para conseguir la certificación oficial de Google Adwords. No es excesivamente complicado, pero necesitas tiempo. Esto ayuda mucho, porque realmente luego aplicas tips a las campañas.

3.- Realizar un buena estudio de palabras clave. Esto merece otro artículo. El listado de palabras clave base debe de facilitarlo el cliente. A partir de aquí, analizar la demanda de las palabras clave. Yo también analizo la competencia, es posible te de buenas ideas de palabra clave, con herramientas como Semrush puedes ver que palabras clave les traen más tráfico. Otra manera de ver palabras clave de la competencia es analizando su código fuente. Intento siempre trabajar palabras clave con demanda y buen nivel de conversión.

4.-  Crear la campaña y tras semanas, optimizar. Aquí es donde realmente el consultor debe de aportar valor (juntamente con la parte de estudio de palabras clave). Para optimizar es importante medir conversiones. Para optimizar, podemos analizar muchos indicadores como el CTR, pero el indicador por excelencia son las conversiones. Necesitamos un cierto historial para optimizar.

5.- En este artículo no me quiero extender, pero algunos puntos iniciales por donde empiezo en mi caso a optimizar una campaña:

– Configurar adecuadamente la campaña por tipo de orientación, idioma, estrategia de puja, horario… en este último caso inicialmente publico a todas horas todos los días y después de semanas, en base a conversiones, defino el horario.

– Plantear crear una campaña de Remarketing con objetivos, para apoyar la campaña de búsqueda. Si el cliente vende productos, lo mismo con una campaña en Google Shopping.

– Crear grupos de anuncios separados por tipo de producto-servicio y tipo de concordancia para que así las palabras no compitan entre ellas. Intentar evitar utilizar concordancia amplia, se recibe mucho tráfico no cualificado.

– Agregar palabras clave negativas a la campaña. Revisar continuamente el informe de términos que traen tráfico al sitio y agrégalos o márcalos como negativos.

– Ajustar la puja en aquellas palabras clave con baja posición. Mi recomendación es que debemos estar entre la 3 y 4 posición, como muy bajo. Aunque esto dependerá de cada caso, quizás el coste por clic es alto y se come el margen del producto o servicio.

– Revisar la pestaña oportunidades.

– Crear anuncios relevantes para cada grupos de anuncios, con call to action. Crea varias versiones y con el tiempo analizar cuál es el que mejor responde y crea versiones paralelas a dicha versión.

– Agregar extensiones de anuncio al ad.

– Realizar informes de conversiones y en base a conversiones realiza ajustes.

Estas son recomendaciones básicas generales.

Al final, la optimización, son números, estamos hablando de dinero. Es decir, la diferencia entre la gestión no profesional y profesional puede ahorrar mucho dinero a la empresa con mejores resultados. La posición de una palabra clave no depende sólo de lo que pujas, lo que pagas, sino del nivel de calidad de la misma. Es decir, yo puedo estar pagando 0,20€ por una palabra clave con mejor posición que tu competidor que paga por la misma palabra 0,29€ y ocupa peor posición.

Unido al punto anterior, hay que realizar números básicos. Me explico, quizás estas pagando por una palabra clave 3€, sin embargo, tu margen para ese producto es de 3 euros, por tanto, desde el punto de vista de negocio, comprar esta palabra clave, no es viable. Hay que analizar el coste por clic, el coste por conversión, el coste por adquisición. En ningún caso el coste por adquisición puede comerse a tu margen, excepto si tienes segundas intenciones con este lead o venta. 

Otro punto relevante es analizar el ratio de conversión de tu web. Puedes empezar con un test de usabilidad, test heurístico.